PP lamenta la incapacidad del Pentapartito para solucionar la venta ambulante en Benalmádena

El presidente del Partido Popular, Enrique Moya, exige al Pentapartito a tomar medidas inminentes para poner fin de una vez esta problemática, “que no sólo pone en riesgo la continuidad de los negocios de la Costa, sino también la integridad de nuestros agentes”.

El candidato de la formación, Juan Antonio Lara, ha mostrado su incondicional apoyo a los comerciantes y empresarios de la zona, así como a los agentes de la Policía Local.

Una vez más, el Pentapartito de Victoriano Navas ha puesto en evidencia su incapacidad a la hora de afrontar los principales problemas de Benalmádena, agravando con su nefasta gestión situaciones tan complicadas como la venta ambulante. Así lo ha dejado claro hoy el presidente de los populares locales, Enrique Moya, quien ha vuelto a exigir a Navas medidas inminentes y efectivas para solucionar este asunto, que además de poner en riesgo la continuidad de los pequeños y medianos comercios de la zona costera por la competencia desleal que supone, también está poniendo en peligro la integridad de los agentes de la Policía Local, quienes a diario están intentando poner freno a una situación que ya se hace insostenible.

Desde el Partido Popular hemos instado en repetidas ocasiones al alcalde a poner soluciones al respecto y volveremos a llevar esta problemática al próximo pleno ordinario, pues Benalmádena tiene que regular de una vez por todas esta práctica desleal que a Navas se le ha ido de las manos”, ha destacado Moya, que ha asegurado que “Benalmádena necesita un Gobierno moderado y eficaz que se dedique a gestionar y a solucionar los problemas que verdaderamente afectan a los vecinos”.

Por su parte, el candidato de los populares locales, Juan Antonio Lara, ha mostrado su incondicional apoyo a los comerciantes y empresarios de la zona costera, “que sufren diariamente una competencia desleal que pone en riesgo la continuidad de sus negocios”, así como también a los agentes de la Policía Local, “que en muchos momentos tienen que vivir situaciones muy tensas para frenar esta práctica ilegal que tiene que gestionarse desde el Ayuntamiento, tal y como hacen municipios vecinos como Fuengirola”.

Deja un comentario