NAVAS EJECUTA LA ORDEN DE CESE DEL CONSEJERO DEL PP EN EL PUERTO.

Juan Antonio Lara ha avisado que el PP se reserva el derecho a acudir a los tribunales por un presunto delito de prevaricación administrativa a cargo del alcalde socialista, sus concejales y los de Izquierda Unida por haber votado a favor de este cese en la Junta General del Puerto.

Los populares han denunciado que esta acción unilateral y sin informe técnico preceptivo ni vinculante es un ataque contra la libertad de expresión y la democracia. Además han lamentado que no se le haya permitido al consejero popular un trámite contradictorio para defenderse.

El vicepresidente y portavoz municipal del PP de Benalmádena, Juan Antonio Lara, ha lamentado que en el día de hoy, se haya ejecutado la orden y oficio del alcalde socialista de Benalmádena, para cesar al consejero popular, de una manera injustificada y sin contar con ningún informe técnico ni legal que fuera preceptivo o vinculante para tomar dicha decisión.

La votación que ha tenido lugar en la reunión de Junta General de la empresa municipal Puerto Deportivo previamente al pleno, ha puesto de manifiesto, la utilización por parte de Navas de la mayoría de izquierdas de PSOE más IU, para fulminar al consejero nombrado por el Partido Popular y que ha estado llevando una labor fiscalizadora y muy crítica con la gestión del ente local.

Desde el PP, afirman que se reservan el derecho a acudir a los tribunales por un presunto delito de prevaricación administrativa a cargo del alcalde socialista Víctor Navas, sus concejales y los ediles de Izquierda Unida. De la misma manera, los populares han denunciado que estas actuaciones demuestran un ataque contra la libertad de expresión, la democracia y el derecho a la labor de la oposición, como también, han reclamado un trámite contradictorio que hubiera permitido la defensa del consejero popular.

Ya en el transcurso del pleno, los populares han elevado al debate político a través del vicepresidente y edil popular, Víctor González, una moción de rechazo a la imposición del Gobierno de Sánchez e Iglesias, para apropiarse de los ahorros de los vecinos, a lo que PSOE e IU han votado en contra.

También se han presentado en el pleno las cuentas del grupo municipal Partido Popular del ejercicio 2019, permitiendo ser la primera fuerza política de Benalmádena que haya llevado a cabo esta actuación en aras de transparencia hacia los vecinos.

En cuanto a ruegos y preguntas, los concejales del PP han presentado nueve intervenciones de fiscalización y control hacia el gobierno municipal, de las que destacan las exigencias para saldar la deuda del ayuntamiento, el traslado de quejas de vecinos afectados por el SPA de Sensara, información relativa al cambio de ubicación de la oficina de Turismo, entre otras. Fuera del orden del día, los populares se han unido a las quejas de los vecinos, en cuanto al servicio de atención telefónica y atención sobre todo para los solicitantes de cita para adherirse al Plan de Empleo, fecha que termina mañana y también han criticado el criterio seguido para conceder jubilaciones parciales del 75% a los funcionarios, porque en igualdad de condiciones, a unos se lo conceden y a otros no.