El PP evidencia la mala gestión económica del Pentapartito de Navas

El candidato popular Juan Antonio Lara ha declarado que Benalmádena necesita contar con un nuevo gobierno que mantenga una política económica seria y que alivie la presión fiscal de nuestros vecinos, como también agilizar y favorecer las inversiones. 

Para los populares la gestión económica del Pentapartito se ha centrado en subir los gastos en sueldos políticos, aumento de impuestos y paralizar inversiones en Benalmádena. 

El candidato del PP a la Alcaldía Juan Antonio Lara y el edil popular José Miguel Muriel han comparecido en rueda de prensa para evidenciar la mala gestión económica del Pentapartito de Navas. 

“Recientemente seguimos observando el nerviosismo del Sr. Alcalde y su obsesión con estar permanentemente en redes sociales dando su versión de todo lo que acontece en vez de resolver los problemas de nuestra ciudad. En esta ocasión, nos parece demagógica su versión sobre la reducción de la deuda y estamos en la obligación de informar correctamente a nuestros vecinos de la nefasta gestión del Pentapartito de Navas en materia económica entre otras” ha aclarado el candidato del PP.

REDUCCIÓN DE LA DEUDA MUNICIPAL 

En cuanto a la reducción de la deuda municipal Juan Antonio Lara ha explicado que Navas se apropia y alardea de la “excelente” gestión económica que lleva al frente del Ayuntamiento, pero su acción no tiene ningún mérito ya que se limita a cumplir la ley. Por cierto. una ley del PP y que el PSOE criticaba desde la oposición pero que la mantiene y la utiliza políticamente cuando gobierna”. 

“La clave del éxito de la reducción de la deuda del Ayuntamiento de Benalmádena y del resto de municipios que se acogieron a dicha medida se debe al Plan de Ajuste que impulsó el PP a nivel nacional. Los objetivos de esta normativa estaban centrados básicamente en controlar el gasto y evitar el endeudamiento de las ayuntamientos que tenían asfixiados a miles de empresas y proveedores además de la pérdida de empleos que esta situación generaba.” ha apostillado el candidato popular. 

Para Lara la postura del Alcalde es totalmente demagógica, ya que por un lado critica estos planes de ajustes y por otro se quiere apropiar políticamente de sus beneficios como son obligar al Ayuntamiento a reducir su nivel de endeudamiento. 

“Como oposición seguimos siendo coherentes con estos planes de control de la deuda y aprobamos cualquier actuación que suponga el saneamiento de nuestras arcas municipales. Tras las próximas elecciones municipales y desde el gobierno municipal, seguiremos actuando en esta dirección como así lo demostramos en la pasada legislatura como también desbloquearemos la parálisis de inversiones que sufre nuestro ayuntamiento por la pésima gestión del Pentapartito.”

NEFASTA GESTIÓN ECONÓMICA DE NAVAS 

 Aumento de impuestos 

Los populares han recordado cómo Navas intentó disimular su subida de impuestos, a pesar de negarlo, la realidad es que los vecinos han visto como durante el gobierno del PSOE y sus socios tanto el IBI como la Basura han aumentado.

En la misma línea han manifestado que el invento de incorporar tramos en las bonificaciones del IBI supuso que en comparación a las bonificaciones que se aplicaban durante el gobierno popular, la subida ha ido desde un 5 % para los vecinos con viviendas de valor catastral hasta los 60.000 euros, el 9 % para los ciudadanos con viviendas cuyo valor catastral va de 200.001 a 450.000 euros hasta un 25 % para aquellos ciudadanos cuyas viviendas superan un valor catastral de 450.001.

Para los populares se demuestra que cuando existe un gobierno del PSOE en cualquier Administración Pública suben los impuestos y los vecinos lo saben, prueba de ello son la agenda económica de Pedro Sánchez, el maltrato de Susana Díaz aumentando en nuestra ciudad las plusvalías en más de un 30% y los gobiernos municipales de Javier Ortíz y de Javier Carnero en Benalmádena.

Aumento gastos en sueldos políticos 

Una de las acciones que más han criticado los vecinos se produjo al comprobar que la primera medida económica impuesta por Navas fue aumentar los gastos en sueldos políticos para agradecer a los concejales que lo hicieron Alcalde sin haber ganado en las urnas.  Se puede decir que los vecinos de Benalmádena han tenido que pagar el capricho para que Navas llegara ser alcalde. El costo de estos favores se han cuantificado durante la legislatura en cerca de 900.000 euros contando los sueldos de los concejales con dedicaciones “especiales”, todos ellos tránsfugas tanto de Ciudadanos como de la marca blanca de Podemos, Costa del Sol Sí Se Puede Tic Tac.

 Inversiones paralizadas 

Otra de las pruebas de la nefasta gestión económica para el PP ha sido la falta de planificación a la hora de gastar el dinero destinado a inversiones. El gobierno de Navas ha sido incapaz de poder gastar la mayor parte de las partidas económicas dedicadas a inversiones, algo que el PP ha instado durante la legislatura al Pentapartito a que se invirtiera en mejorar la limpieza y otras infraestructuras necesarias para Benalmádena. Para el candidato a la Alcaldía Juan Antonio Lara es inadmisible que de los más de 20 millones de euros que este gobierno ha tenido para invertir en Benalmádena no se haya gestionado ni gastado ni siquiera un 40%. Para Lara recuperar la agilidad en la tramitación de inversiones será una de sus principales labores al frente del Ayuntamiento si cuenta con el respaldo de los vecinos.

HERENCIA DEL PP EN LA PASADA LEGISLATURA 

El edil de Economía y Hacienda en la anterior legislatura José Miguel Muriel recordó que durante la etapa del PP al frente del Consistorio, gracias al trabajo de los populares se bajó el pago medio a proveedores de 1.200 días a 120, sin despidos y manteniendo inversiones, algo que el Pentapartito no puede decir lo mismo. 

Muriel ha recordado que “nos encontramos una situación muy complicada, en la caja había 620.000 euros en números rojos de la anterior etapa socialista, donde Victor Navas formaba parte de ese gobierno como cargo de confianza. Todos los meses nos veíamos con dificultades para pagar las nóminas y el gasto corriente seguía disparado sin control alguno. El PP dejó 23 millones de superávit en las arcas municipales.” 

En el año 2012, el Ayuntamiento de Benalmádena mantenía una deuda de 150 millones de euros, y se redujo hasta casi alcanzar el parámetro exigido por el Ministerio para poder invertir el superavit que dejábamos. La deuda se redujo unos 25 millones con entidades financieras, y se acordó un plan de pago con la Diputación de Málaga, la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y la Junta de Andalucía. 

Por último el edil popular ha declarado que desde el primer día, el Partido Popular llevó a cabo un plan de austeridad y contención de gastos, con importantes acciones como la puesta en marcha de una Central de Compras; la reducción de la deuda a corto plazo; la bajada de impuestos, entre los cuales destacó una importante reducción de la tasa de agua y basura como también el IBI; y el pago de la deuda a proveedores, entre otras. 

 

Deja un comentario