EL PARTIDO POPULAR INSTA A NAVAS PARA QUE SE SIENTE CON LOS TRABAJADORES MUNICIPALES Y RESOLVER SUS DEMANDAS

El líder de la oposición Juan Antonio Lara (PP) ha expuesto que “el alcalde tiene la obligación de tomarse seriamente las reivindicaciones de los trabajadores y evitar que se extienda el malestar y desánimo dentro de la plantilla del Ayuntamiento.”

Los populares avisan que aún está a tiempo de sofocar una nueva crisis de su gobierno tras la mala gestión sobre la parcela de la mezquita.

La plataforma sindical compuesta por CCOO, CSIF y UPLB, reunió el pasado martes en el salón de Plenos del Ayuntamiento a casi ciento cincuenta trabajadores municipales en una asamblea informativa para solicitar explicaciones sobre todos los incumplimientos que vienen arrastrando con el gobierno de izquierdas liderado por Navas.

Los trabajadores critican la falta de voluntad del alcalde y su equipo de gobierno, que no han sido capaces de lograr cumplir con varios de los acuerdos en cuanto a la negociación de un nuevo convenio colectivo, la congelación durante 10 años de los sueldos y la productividad, entre otros puntos a destacar.

Hay que recordar que los empleados municipales no cuentan con un convenio colectivo nuevo, ya que el que tienen en vigor, se encuentra prorrogado desde el año 2017, fecha en la que venció el último convenio colectivo aprobado por el gobierno local del Partido Popular y fue respaldado por todos los sindicatos.

Los trabajadores también han acordado llevar a cabo una hoja de ruta de cara al futuro reciente para conseguir una reunión y un compromiso firme del alcalde socialista Víctor Navas.

El Partido Popular desde su labor como oposición, tanto durante la anterior legislatura como en la actual, ha liderado el apoyo a las demandas de los trabajadores municipales con más de una veintena de preguntas y ruegos llevadas a pleno, como también numerosas reuniones con todos los sindicatos.

El portavoz municipal del PP Juan Antonio Lara, ha indicado que “a pesar del malestar extendido en la excelente plantilla municipal con el trato que el gobierno de Navas ha venido realizando en políticas de personal, aún está a tiempo de sentarse con los sindicatos y poder atajar una nueva crisis que puede originarse en Benalmádena en menos de cuatro meses desde que revalidó su mandato, a la que se sumaría la mala gestión sobre la ubicación de la mezquita y los vecinos de Myramar.

Deja un comentario