El PP afirma que los vecinos de Benalmádena pagan en sus recibos más agua de la que reciben de ACOSOL.

El PP pide al Ayuntamiento de Benalmádena que explique porque no se abastece a la población con los recursos hídricos del pantano.

El uso continuado de pozos está esquilmando las reservas naturales de Benalmádena.

Marbella, 30 de Octubre de 2018. – Paloma García Gálvez, portavoz del PP en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, ha afirmado esta mañana que el Ayuntamiento de Benalmádena debe explicar como “Emabesa tiene en su tarifa, la que pagan los vecinos por su agua, los costes de comprar a Acosol. Sin embargo, no compra prácticamente agua a Acosol, salvo cuando hay sequía extrema y ni así, es decir, que, al usar pozos propios, aunque el agua sea de peor calidad y lleve más cal, supone un ahorro muy importante en la factura de los gastos de Emabesa que hace negocio con los vecinos de Benalmádena.”

De este modo, García Gálvez ha afirmado que “el recurso interpuesto ante el Juzgado número 4 de lo Contencioso-Administrativo de Málaga por parte de Emabesa, es símbolo de deslealtad no solo institucional sino a los propios ciudadanos”. “La realidad es que nada ha sido como lo cuentan, excepto una cosa, que -como reconocen- la administración socialista de Acosol recaudó de todos los vecinos de Benalmádena un impuesto para pagar obras que no hizo, usando el dinero en otras cosas”.

Cuando la administración del Partido Popular en Mancomunidad detecta el desfase de dinero recaudado, hace dos cosas, ordenar que se deje de recaudar ese canon, y procede al estudio jurídico para devolver las sumas no invertidas de ese exceso. Así, debe devolver a los vecinos que lo pagaron, pero debe hacerse a través de las concesionarias que como Emabesa lo recaudaron, y ser éstas las que lo devuelvan. La cuestión es que esa recaudación tiene la condición de un tributo y así las liquidaciones que se emiten tienen un plazo de cuatro años para reclamar, transcurrido ese tiempo, son firmes y ya no pueden ser anuladas.

Como nadie recurrió en su día ni hasta que lo detecta el Partido Popular, nadie hizo nada, pese a que el Interventor ya había advertido del asunto, cuando se detecta en 2015. No es verdad que se trate de un asunto de prescripción, como dice el Ayuntamiento socialista, sino de plazos para devolución porque para devolver una liquidación, primero hay que anularla y no se puede hacer eso a las que tengan más de cuatro años.

Del mismo modo, Paloma García Gálvez ha querido resaltar que “ lo cierto es que, ante esto, la Mancomunidad acuerda que respecto de esas cantidades que no se pueden devolver porque han pasado los cuatro años, se hagan obras de abastecimiento a las poblaciones, lo que se conoce como abastecimiento en alta, para así garantizar que el destino para el que se recaudó el dinero se cumpla”.

“Todo esto está en los acuerdos del Pleno de la Mancomunidad y puede ser consultado por cualquiera. De hecho, todas las concesionarias, menos Emabesa, y por sumas mucho mayores, han manifestado que al no poder devolver el importe a los vecinos que lo pagaron por lo antes explicado, y como las concesionarias son simples recaudadoras, ni siquiera aceptan que se les devuelvan las sumas que tienen menos de cuatro años, indicando que se hagan obras con esos importes, lo que se está haciendo en todos los municipios menos en Benalmádena”, ha añadido la delegada de relaciones institucionales.

Respecto de la decisión de actuar, aunque el recurso se interpusiese hace unos meses, hasta hace unos días se esperaba que el Ayuntamiento reconsiderase su pretensión. La Administración del Partido Popular en Mancomunidad ha sido paciente por la buena sintonía en que se gobernaba con todos los grupos incluido el PSOE pese a tener mayoría absoluta, pero llegado el momento en que se ha visto que debía contestarse a la demanda y que no podía esperarse más, insistimos, hace unos días, se ha abandonado toda esperanza de que los intereses generales prevalezcan sobre las cuestiones internas del PSOE.

Por último ha señalado que “no solo estamos a favor de los intereses de los ciudadanos de Benalmádena sino de todos los que forman parte de la Costa del Sol, por ello, nuestra línea de trabajo desde 2011 siempre se ha basado en el consenso y el diálogo; sin embargo, la postura adoptada por Emabesa, la empresa mixta de aguas de Benalmádena, deja claro su incapacidad a la hora de dialogar”.

LA FALTA DE TRANSPARENCIA DEL PENTAPARTITO COLOCA A BENALMÁDENA EN LA COLA DE ANDALUCÍA

La auditora de transparencia Dyntra (organización independiente que estudia la transparencia en las administraciones públicas), otorga a nuestro ayuntamiento solamente un 3,77 %  situándonos en los últimos puestos de la lista.
 
El candidato del PP de Benalmádena Juan Antonio Lara ha manifestado que como alcalde trabajará junto a su equipo para que esta situación no se repita y nuestra ciudad pase de ser una de las últimas a estar en los primeros puestos en cabeza.

Para los populares estos datos constatan que el Pentapartito vende humo cuando habla de transparencia, poniendo como claro ejemplo la negativa del alcalde socialista a publicar su sueldo completo.

La entidad independiente Dyntra especialista en el estudio y evaluación de transparencia en las administraciones públicas, ha anunciado recientemente  los datos actualizados sobre los niveles de este indicador en los ayuntamientos españoles.

Según dicho informe, el municipio de Benalmádena ha obtenido nuevamente un suspenso alarmante en cuanto a transparencia, cumpliendo únicamente 6 de los 159 indicadores que esta organización analiza.

Este prestigioso ranking de transparencia ha puesto en entredicho la política de transparencia del equipo de gobierno de Benalmádena liderado por el alcalde socialista, y ha dado un considerable tirón de orejas a la gestión municipal al frente de este principio tan demandado por la ciudadanía.

Desde que esta entidad evalúa este precepto y gobierna el PSOE con sus socios,  nuestra localidad no solo suspende sistemáticamente sino que se sitúa en las últimas posiciones. Benalmádena ostenta el puesto número 441 a nivel nacional, el 102 de Andalucía y el 17 en el ámbito provincial.

Los datos de nuestro municipio son preocupantes ya que en comparación con otros municipios límitrofes, Benalmádena obtiene una puntuación de aprobación de solo un 3,77% en contraposición de ciudades gobernadas por el PP situadas a la cabeza del listado, como pueden ser Fuengirola (88,68%) y Málaga (88,05%).

TRANSPARENCIA PUESTA EN ENTREDICHO

Con estos datos, para los populares y su candidato, Juan Antonio Lara, hacen que nuevamente se ponga de relieve otra muestra más de falta de gestión que el Pentapartito de izquierdas está desarrollando en otra área más del ayuntamiento. Desde el PP han expuesto la importancia que tendrá para Benalmádena un cambio de gestión política tras las elecciones municipales de mayo de 2019, con un proyecto ilusionante y serio liderado por  Juan Antonio Lara.

Por otro lado la publicación de estos datos negativos han puesto en duda la labor del concejal de Podemos Juan Ramón Hernández que solamente tiene como responsabilidad la gestión del Portal de Transparencia y Benalmádena sigue en los últimos puestos en esta materia.

El Ayuntamiento de Benalmádena permanece en dicha posición desde el inicio del gobierno del Pentapartito no habiendo sido aportados más datos desde la fecha a este organismo especializado.

 

SUELDO ALCALDE DEL PSOE

Desde el Partido Popular han expuesto que estos datos confirman el oscurantismo y la falta de transparencia que está caracterizando al Pentapartito encabezado por el Alcalde del PSOE, prueba de ello es que “llevan más de tres años y medio sin publicar en el Portal de Transparencia, todas las retribuciones que los miembros del equipo de gobierno reciben de las empresas municipales”.
El Alcalde socialista continua no dando ejemplo de transparencia cuando sigue ocultado su verdadero sueldo de la web municipal, omitiendo todas las retribuciones que percibe de las empresas municipales que sumadas a su sueldo elevan su salario a más de 70.000 euros al año situándolo a la cabeza de los alcaldes mejor pagados de la provincia.

El candidato del PP de Benalmádena Juan Antonio Lara ha manifestado que como Alcalde trabajará junto a su equipo para que esta situación no se repita y nuestra ciudad pase de ser una de las últimas a estar en los primeros puestos en cabeza. “En 2019 y con la ayuda de la confianza que nos van a proporcionar los vecinos Benalmádena, nuestra ciudad va a volver a brillar de verdad por su buena gestión y por tener un gobierno centrado en trabajar por nuestros vecinos”. “No voy a ser un Alcalde que venda humo y esté constantemente criticando a sus rivales políticos”. “Los intereses partidistas pasarán a un segundo plano y lo primero será resolver los problemas que tiene Benalmádena con la ayuda de todos”, ha declarado el candidato popular.